Implicación del IDAE en los Proyectos de Inversión

 

El proceso que sigue un proyecto tipo de FPT y la actuación del IDAE en cada una de sus fases es el siguiente:

Análisis técnico-económico:

Una vez identificado un proyecto, se realiza un primer análisis en el IDAE por el departamento técnico competente, el cual determina la viabilidad técnico energética del mismo. En esta fase, dependiendo de la naturaleza técnica de los proyectos y del previsible alcance económico de la inversión, a veces se contrata externamente un estudio de viabilidad o de mediciones y se formaliza un acuerdo entre el industrial o promotor del proyecto y el IDAE. Por el mismo se comprometen a desarrollar el proyecto en caso de que los resultados del análisis previo sean favorables.

En el caso de que los resultados del primer acercamiento al proyecto resulten favorables, el IDAE procede entonces a un análisis técnico económico más en profundidad; en el que se valora su componente energético, su rentabilidad, naturaleza tecnológica, sector, posibilidades de replicabilidad, naturaleza del cliente (PYME, gran empresa, instituciones, particulares), importe de la inversión, modalidad contractual y el riesgo tanto técnico como económico (Comité de Riesgos del IDAE).En definitiva, se diseña técnica y financieramente el proyecto de acuerdo a su componente energética.

Propuesta técnico-financiera:

Así, una vez identificada la solución técnica más adecuada y diseñando financiera y jurídicamente el proyecto, se elabora la correspondiente propuesta para ser negociada con el cliente, y una vez aceptada se pasa a la preparación por IDAE de los documentos contractuales correspondientes. La responsabilidad de este proceso es de los correspondientes departamentos técnicos, que reciben el apoyo de los departamentos “horizontales”: Contratación, Asesoría Jurídica, Presupuestos y Gestión Financiera.

Firma del contrato:

Una vez firmado el contrato con el cliente se inicia la fase de ejecución del proyecto.

Ejecución del proyecto:

El IDAE realiza la dirección técnica del proyecto, la gestión de compras y financia la operación adquiriendo los equipos de acuerdo con el cliente. Este proceso es llevado a cabo entre los departamentos técnicos y el departamento de Contratación, Compras y Servicios.

Explotación del proyecto:

Una vez finalizada la inversión las instalaciones entran en funcionamiento. En este momento, el IDAE, según el tipo de proyecto, puede realizar directamente la explotación o cedérsela al industrial. En cualquier caso, el IDAE siempre proporciona su asistencia técnica y supervisión.

En esta fase, lógicamente, tiene especial peso la gestión de los departamentos administrativos en cuanto a facturación, cobros e incidencias, seguimiento presupuestario, etc.

Fin de la presencia del IDAE:

Una vez que el IDAE ha recuperado su inversión se retira del proyecto transmitiendo la propiedad de las instalaciones al industrial.